"Vía Crucis, canta y camina en la esperanza" por Rubén R. Strina

"Vía Crucis, canta y camina en la esperanza" por Rubén R. Strina

Desde los primeros siglos, en Jerusalén el Viernes Santo se efectuaba una procesión desde el lugar donde Jesús fue juzgado y condenado hasta el Calvario, introduciéndose prontamente algunas paradas para la meditación. Luego del siglo XII, comenzó a popularizarse en toda Europa y se extendió por todo el mundo. El número de estaciones fue variando a través del tiempo, hasta que finalmente alrededor del siglo XVII se fija en catorce.Siguiendo entonces esta estructura presentamos esta devoción primeramente siguiendo el modelo tradicional y a continuación, siempre respetando las catorce estaciones, el que responde al modelo que presentó el Papa Juan Pablo II hace unos años y que se remite a los pasajes sustentados en los Evangelios.Ambos pueden ser utilizados indistintamente y constituyen un elemento de gran alcance para la meditación y la oración tanto personal como comunitaria. El Vía Crucis es y seguirá siendo una sugerente respuesta a la exhortación de Juan Pablo II a toda la humanidad: Canta y Camina en la Esperanza.

Novedades en Editoriales Libro%

El lago helado

Trilogía del Lago Helado es una película de Gustavo Fontán, de cuyo proceso...

Revista Arkadin. Estudios sobre cine y estudios audiovisuales (número 7)

Arkadin. Estudios sobre cine y artes audiovisuales es una revista anual con...

Clang. Revista de música (número 5)

Clang es una revista bianual y arbitrada, editada por el Departamento de...

El patrimonio escultórico de la ciudad de La Plata

La ciudad de La Plata cuenta con una diversa variedad de obras escultóricas ubicadas...