Juan Bautista Cabral. El niño que fue Soldado Heroico.

Juan Bautista Cabral. El niño que fue Soldado Heroico.
Decidir cuál sería el sexto título de esta colección, que investiga y novela la infancia de nuestros próceres, no fue tarea sencilla. Requirió larguísimos intercambios de ideas entre quienes conformamos el equipo de Yaestiempo. También recabar la opinión y expectativas de sus principales destinatarios: los niños y sus docentes. En un principio creíamos que debíamos elegir entre algunos próceres que tuvieran la trascendencia y el renombre necesarios para integrar una lista en la que ya se encuentran personalidades como José de San Martín y Manuel Belgrano. Luego, pudimos terminar de comprender que gestas inmensas como la de nuestra inde-pendencia no se logran solo con un puñado de héroes. Comprendimos cabalmente lo expresado por Jorge Luis Borges en su poema “La Patria”, cuando dice, entre otros versos: “Nadie es la patria, pero todos debemos ser dignos del antiguo juramento que prestaron aquellos caballeros de ser lo que ignoraban, argentinos… Nadie es la patria, pero todos lo somos”. Podemos decir, entonces, que nadie hizo la patria, pero que muchos la hicieron, y que a la mayoría de ellos jamás llegaremos a conocerlos ni a nombrarlos. Por eso, elegimos a Juan Bautista Cabral. Porque creemos que representa como pocos a esos millares de mujeres, hombres y niños, que no solo dieron su vida por nuestra independencia, sino que dieron mucho más: lo dieron todo. En el campo de las armas, de la educación, de la salud, al frente de sus hogares... Nuestro homenaje y agradecimiento a todos ellos a través de este patriota, que rindió su vida haciéndose inmortal y que la posteridad coronó: “Soldado Heroico”.

Novedades en Editoriales Libro%

El profeta - El loco

El profeta - El loco
Por Khalil Gibrán

Gibrán, el poeta...

Utopía

Utopía
Por Tomás Moro

A lo largo de la historia, han...

La cautiva - El matadero

La cautiva - El matadero
Por Esteban Echeverría

La...

Corazón

Corazón
Por Edmundo De Amicis

Corazón es la pequeña...