Los deseos

Deseo. Erotismo. Divorcio. Vivian Dragna

Madame Bovary no ha muerto. En todo caso, muere y resucita en cualquier parte. De pronto aparece en Buenos Aires, diseñada y desvestida por Vivian Dragna, y asumida definitivamente la primera persona para hablar de las ilusiones del amor, el sueño de la realidad, y las fantasías del alma.

Por supuesto, el epígrafe no es de Flaubert sino de Stendhal, el verdadero gran folletinista de la historia de la literatura: “Ir sin amor por la vida es como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro, como ir por el mar sin estrella que nos oriente”. Lógicamente, Virginia, la protagonista, lee para identificar padecimientos y viaja por los cuerpos de los hombres en una sucesión dramática y cómica, porque en el sexo y el amor, desde luego, no hay orientaciones estelares sino estrellarse y hacerse puré.

Los deseos no es una novela que analiza la psicología de una mujer para demostrar sus éxitos y fracasos en la investigación del misterio de los hombres en su carácter de psicópatas o de histéricos feminizados. Virginia no entiende lo que ocurre ni se entiende en medio de la vorágine de cuerpos donde busca detenerse y amar. Lo que exhibe en cambio, con una precisión feroz, es la  mecánica de un proceso de búsquedas que no se satisface con nada.  Es ese ansia, ese deseo poderoso, lo que arrasa, lo que arrastra y vuelve indetenible su lectura. Daniel Guebel

Novedades en Editoriales Libro%

Nuevo Testamento

El porque de esta edición: desde la invención de la imprenta por Gutenberg hasta hoy...

"San Miguel Arcángel, el guerrero de Dios" por P. Juan Ramón Celeiro

Dios, creador de lo visible y lo invisible, no sólo creó de la nada, este mundo que...

"Meditaciones al Sagrado Corazón de Jesús" de Equipo Editorial

33 Meditaciones, ideal para vivir nuestra fe a través del Sagrado Corazón, día a día....

"Madre Teresa de Calcuta cuidemos nuestros hermanos"

"Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido".

Para chicos y no...