libros ilustrados

El pirata Maremoto

Cuando Baltazar se pone el parche en el ojo, se calza su sombrero con calavera en la cabeza y usa su espada-espátula, se transforma en el terrible pirata maremoto. Esta vez, tiene la difícil misión de defender a su mamá y su hermano Manuel del ataque del malvado pirata Calamaretti. Pero como la familia de maremoto nunca tiene tiempo para compartir sus aventuras, él decide que lo mejor será subirse a su barco y emprender una travesía por el mar.

El patito Teo

Para no ser descubierto, un cuervo ladrón de huevos escondió a Teo, que todavía era un huevo, junto a otros seis huevos que había puesto mamá pata. Y un día, rompieron el cascarón siete hermosos patit… seis hermosos patitos y Teo, que además de feo era torpe y no sabía jugar ni hacer deportes. Pronto todos comenzaron a burlarse del pobre Teo, y ni sus hermanos querían jugar con él. Al verlo triste, su mamá le sugirió visitar al tío Mario, con quien Teo descubrirá un mundo nuevo en el que ya no será ni tan torpe ni tan feo, y en el que todos clamarán por él.

La chocolatería de la bruja

En casa éramos siete hermanos: Tati, Titi, Toti, Tuti, Fruti, Hansel y yo, que me llamo Gretel. Con mi papá y mi mamá, nueve. “Nueve panzas”, decía siempre mi mamá. Porque, aunque ellos trabajaban todo el día, muchas veces no teníamos ni para cenar un pancito.
¡Pero no se preocupen! Hansel y yo nos internamos en lo más oscuro del bosque… Y encontramos una casita de chocolate… Y a una malvada bruja carnívora… Y entonces… ¡Ay! ¿Les dije que no tenían que preocuparse?

A Cenicienta le duelen los pies

Que no y que no... El hada madrina no lograba convencer a Cenicienta de que se pusiera los zapatitos de cristal. ¡Y eso que eran divinos y le combinaban con el vestido! Cenicienta se había encaprichado y no quería usarlos. Aunque terminó aceptando cuando el hada le consiguió una carroza último modelo, con aire acondicionado y otras comodidades, para que no tuviera que caminar. Solo que… ¿Cómo iba a imaginarse que al príncipe, tan buen mozo y tan simpático, le gustaba además tanto la música que pasarían la noche baila que te baila?

Finn y Sep. El laberinto de los gnomos

Finn se despierta en plena noche por un estruendo. Su casa está llena de gnomos haciendo travesuras y lo están dejando todo patas arriba. Parece que solo quieren llamar la atención. ¿Qué tramarán? En cuanto el gran gnomo advierte que su inquilino se ha levantado, se da a la fuga, y Fin, acompañado de su perro Sep, sale tras él. 

Novedades en Editoriales Libro%

Jardín de emociones

Libros para colorear antiestrés.

La unión entre imagen provoca las mas...

Jardín de sueños

Libros para colorear antiestrés.

Este libro te ayudará a relajarte y...

Jardín del Edén

Libros para colorear antiestrés.

La naturaleza creada por Dios es maravillosa...

Jardín de colores

Libros para colorear antiestrés.

Paz y serenidad en las palabras de la Biblia...