desencanto

CUENTOS Y AGUAFUERTES

En los cuarenta y dos años que duró su vida, Roberto Arlt fue testigo de una guerra mundial y media, una revolución comunista triunfante (la soviética) y varios intentos revolucionarios fallidos; pudo ver la crisis más importante del sistema capitalista hasta ese momento y pudo entrever la feroz dimensión del genocidio nazi.