La Sociología en la Argentina. Desde la Generación de 1837 al Bicentenario

La Sociología en la Argentina. Desde la Generación de 1837 al Bicentenario

Héctor E. Recalde

ISBN 978-987-8308-68-5

Este trabajo ofrece un panorama de la evolución de la Sociología en nuestro país, desde sus manifestaciones iniciales en el primer tercio del siglo XIX hasta la primera década del presente siglo.

Se trata de un recorrido que comienza con las reflexiones sobre nuestra realidad político-social por parte de un grupo de jóvenes intelectuales agrupados en torno a Esteban Echeverría, continúa con la aparición de una cátedra en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, en 1898, y culmina con la creación de la Carrera de Sociología en la misma casa de estudios, seis décadas después. Paralelamente, la disciplina se instala en otras universidades nacionales, públicas y privadas, de las que también se ocupa el autor de este libro.

Se presentan, además, las alternativas teóricas e institucionales de la sociología nacional en los últimos cincuenta años. Se trata, sin duda, de una de las etapas más accidentadas de nuestra historia y su impacto en la enseñanza e investigación de las ciencias sociales ha sido muy fuerte. Concluimos con un panorama de la situación actual, deteniéndonos particularmente en las problemáticas que más preocupan a las y los científicos sociales de nuestro país.

Novedades en Editoriales Libro%

Habla Clara: Una Guía Práctica Para La Enseñanza De La Eduación Sexual Integral Destinada A Familias, Escuelas Y Las Infancias

Habla Clara piensa un diálogo con las infancias. En la primera parte del libro...

Libro De Los Pequeños Grandes Artistas 3, El

¡Hola! ¿Te gusta dibujar y no sabés por dónde empezar? ¿O querés aprender un poco más...

Giro De La Mirada, El - Rafael Echeverria
La manera como nuestro sentido común concibe la realidad nos impide formular...
Dibujo Creativo De Los Pequeños Grandes Artistas - Mariana Sanz
Este es un libro para niñas y niños (y grandes también) de mentes inquietas, manos...