Poesía contemporanea

La habitación sin barrer. Sharon Olds. Traducción Inés Garland

Asaraton, piso sin barrer. Asaratos oikos, habitación sin barrer. Las palabras son griegas, pero nombran a un estilo de mosaico romano que se usaba para decorar el comedor. Restos de comida tirados en el piso representados con el orden meticuloso del artista que pegó una por una las minúsculas teselas de colores: huesos de pescado, caracoles, cabezas de langostino, carozos de fruta, cáscaras de nuez y hasta algún ratón en medio de las sobras del festín.

Sólo sé que seremos destruidos

La condición innovadora de la poesía de Enrique Lihn (Santiago de Chile, 1929-1988) la ubica entre los grandes proyectos del pasado siglo y entre las principales referencias del presente. La presente antología, la primera del autor que se edita en la Argentina, reúne poemas que lo consolidaron como figura clave de la literatura hispanoamericana, otros menos reconocidos y de recopilación póstuma; por último agrega consideraciones del poeta expresadas en entrevistas con el escritor Pedro Lastra sobre algunos detalles biográficos y la arquitectura de su arte.

Ley de conservación

Es el primer libro de la poeta Mariana Spada, aparece su infancia en Entre Ríos, su juventud en las grandes ciudades y presente de mujer trans. "Ley de conservación duplica su propia apuesta y entre las escenas bucólicas y las escenas urbanas, asoma la escena de la intimidad, del deseo y de la transformación. Y es entonces, cuando lo leímos completo, en estas, al menos, tres dimensiones, que es un libro precioso, sí; sólido también, claro, pero de una hondura que estremece. " Selva Almada. "Alguien dijo que lo contemporáneo es producto del choque entre lo arcaico y lo moderno.

Por manos mortales

La poesía de Biancamaria Frabotta -como la de otros poetas de la generación del sesenta en Italia- discute silenciosamente con sus percepciones. No se aviene al caos pero tampoco a maquillar el conflicto. Hay una indagación encubierta sobre el mundo urbano y el de la naturaleza; y sobre la amistad, el amor, la condición de mujer, la política. Es un acercamiento cauteloso hasta la sospecha y quizá por eso sólidamente dicho. En Italia el llamado hermetismo jugó a la exposición directa del objeto emocionalmente significativo, esperando que se viese en él la huella de la conmoción interior.

Fracasos del Ego, de Clau Bidegain

En Fracasos del Ego se escribe desde el desencanto y la degradación, para que esa tachadura sea reescritura contra la infamia al empuñar otro vocabulario desde una lengua no binaria que siempre está rehaciéndose, aglutinada entre los despojos de un yo herido y las trizas de un espejo que desistió de la copia cultural que nos proponen para contar nuestras vidas abyectas.

Holograma de palmeras. Manuel Podestá

"La poesía no se define, la poesía se reconoce. Como una enfermedad cuando aparece la primera molestia. Quizás suena soberbio y tal vez no sean aún suficientes mis pocos años dedicados al trabajo de la poesía. Pero interiormente reconozco la poesía cuando la veo. Y eso siento desde la primera vez que lo conocí, a través del poema “El camino del río” allá por el 2009, hasta este último poemario titulado Holograma de palmeras. La poesía de Podestá nació en La Paz y como un río que continúa su cauce, tras su parada en la capital entrerriana, viaja de vacaciones a las orillas del Uruguay.

El vuelo del pájaro azul. Luciano Mete

"Por un lado, mármol, oro, plata, monedas; monstruos, gigantes, fantasmas, pozos; gatos, murciélagos, leones, gaviotas, orugas; pianos, ocarinas, arpas; jarrones, cementerios, aljibes; flores, musgo, raíces y sangre. Por el otro, tachas, mash-ups, aviones estrellados; cigarrillos, relojes-calculadora, piña colada; autos, teléfonos, fotos; spleen, swing, sambayón; rascacielos, basureros; piletas vacías, Lee Ranaldo, bípers; tortas en la heladera, té helado, escopetas. Los dos universos son coherentes en sí mismos: el primero es un tipo de poesía; el segundo, otro tipo.